Cubiertas Diansa

By

Exutorio, un elemento útil e indispensable

Como ya sabréis, en Cubiertas Diansa, instalación y rehabilitación de cubiertas y fachadas, nos gusta aconsejaros y contaros novedades y curiosidades sobre nuestro trabajo. Es por eso que hoy queremos hablaros sobre un dispositivo muy útil e imprescindible: el exutorio.

Exutorio, una medida de seguridad imprescindible

Un exutorio o aireador es un dispositivo de apertura y cierre que mediante una señal automática facilita la evacuación natural de los humos de forma ascendente y el control de la temperatura producido por un incendio. Son imprescindibles dentro de las medidas de seguridad de los edificios para el control de incendios ya que el 80 % de fallecimientos son por inhalación de humos.

Funcionamiento del exutorio

La apertura del exutorio se activa manualmente accionando una palanca o automáticamente cuando el dispositivo esté conectado a un sistema de detección de incendios. En ambos casos, se realizará a través de un mecanismo neumático (CO2, aire) o mediante un mecanismo eléctrico controlado por un panel o central.

La normativa que establece que todos los exutorios o aireadores deben estar ensayados y certificados con Marcado CE.

exutorio

El fuerte viento puede provocar el cierre del exutorio; por ello la norma UNE EN 12101-2 exige que los dispositivos que se instalen en las cubiertas tengan que estar ensayados conforme resistan a la influencia de vientos laterales (10 m/s). Esta norma también regula la medida máxima de los lados, que en todo caso no debe de exceder de los 2,5 metros de ancho.

Además, pueden tener la doble función de aporte de luz natural y ventilación del edificio, eficaz junto a la función de ser dispositivo de control de temperatura y evacuación de humos. Pero los de lamas o rejillas, como no son un elemento continuo, no pueden considerarse que cumplan con la norma y no se les ve como un dispositivo para el aporte de luz natural.

exutorio de lama

Dónde ubicar un exutorio

Los exutorios se colocan en tejados y fachadas debido a que de esta forma los humos van a salir de manera natural ya que tienden a elevarse.

La instalación viene a responder a la necesidad de controlar y aminorar de forma rápida y eficaz la acción nociva del humo que se genera ante un incendio. La correcta colocación y distribución se obtiene del estudio detallado de las características del posible incendio. Para ello, se deberá tener en cuenta el diseño constructivo, el riesgo de incendio y el uso del recinto.

Esperamos que esta información os haya parecido útil y entretenida. Para más información, no dudéis en contactar con nosotros. Y recuerda que en Cubiertas Diansa somos expertos en instalación y rehabilitación de cubiertas y fachadas. ¡Hasta el próximo post!

Comparte en las redes sociales
  • Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *