Cubiertas Diansa es una empresa de instalación y rehabilitación de cubierta deck y panel sandwich. Todo tipo de cubiertas. Desde 1973.

¡Bienvenidos a todos a nuestro blog! En Cubiertas Diansa, expertos en rehabilitación de fachadas y cubiertas, vamos a contarles sobre los diferentes tipos de lana de roca y sus aplicaciones.

En posts anteriores hemos referido a los beneficios de la lana de roca y tuvo muy buena aceptación y despertó mucho interés en los lectores.

¿Qué material es la lana de roca?

La lana de roca es un material aislante térmico en la construcción e industria. Además de ser uno de los materiales más utilizados como recurso constructivo de alta eficiencia energética, es de bajo coste y muy efectivo.

Pertenece a la familia de la lana mineral, al igual que las lanas de vidrio, y se crea a partir de roca natural como la basáltica (roca volcánica). Se considera que es un material sostenible ya que su principal componente es este material natural y abundante en la naturaleza.

¿Cómo se hace?

Las principales materias primas usadas en el proceso de fabricación de la lana de roca son basalto, ofita y escoria. Además, se utiliza el carbón de coque como fuente de energía. Estos materiales se introducen en un horno tipo cubilote y son fundidos a temperaturas superiores a los 1600ºC hasta convertirse en el vidrio que se transformará posteriormente en lana de roca.
Es un proceso aparentemente simple pero que implica la utilización de modernas tecnologías de automatización e informática industrial. Esto confiere al producto sus propiedades térmicas, acústicas, protección contra el fuego y de permeabilidad al vapor de agua.

Propiedades de la lana de roca

  • Aislante térmico: La lana de roca es un aislante térmico con un valor de conductividad térmica de entre 0.033 y 0.040 Watios por metro-Kelvin (W/m.K). Esto se debe a la estructura de la lana de roca, que contiene aire seco y estable en su interior, por lo que actúa como obstáculo a las transferencias de calor caracterizándose por su baja conductividad térmica.
  • Reciclable: Los paneles de lana de roca se puede reciclar, lo que permite que se reintegre en el ciclo productivo, y, por lo tanto, apoya la economía circular.
  • Aislante acústico: lana de roca como aislamiento acústico, perfecto para la insonorización de establecimientos que así lo requieran.
  • Contribuye de forma muy importante a la reducción del gasto en calefacción y aire acondicionado y, por tanto, disminuyen el consumo de combustibles y las consiguientes emisiones de CO2.
  • Permeable al vapor: lo que lo convierte en un material perfecto para evitar humedades.

Tipo de lana de roca: a granel

Tipos de lana de roca

Aunque existen diferentes formatos y espesores, podemos considerar que los tipos de lanas de roca pertenecen a uno de los siguientes grupos: rollos y formato granel, aunque también podemos encontrar placas de lana de roca. Si bien, ambos son perfectos aislantes, tienen diferentes usos.

Las que se presentan en formato de manta, panel no rígido o rollo compuestos por fibras de roca de origen volcánico, surgen de calentar la roca a muy alta temperatura (aproximadamente 1600º), y mezclarla con aglomerantes. Las que se encuentran en formato de fibras a granel, se aplican en forma de mortero y son mezcladas con cemento blanco.

El formato más utilizado es el de 70 kg/m3 en paneles de alta densidad. La lana de roca es el material más polivalente que hay y el más utilizado a la hora de aislar.

¿Cómo se usa la lana de roca?

Automoción: Se utiliza por ejemplo para los tubos de escape de las motos o el motor del coche, con la idea de lograr aislamiento térmico y acústico del vehículo.

Chimeneas: Se puede utilizar para proteger los tabiques, por ejemplo. Se suele utilizar con un recubrimiento de aluminio.

Agricultura hidropónica: Es utilizado para creas esquejes y en agricultura que no hay tierra.

Construcción: En este campo tiene muchos usos diferentes. Por ejemplo: cubiertas planas e inclinadas, bajo forjados, traslados de fachadas, suelos, falsos techos, buhardillas, tabiques interiores, separación entre viviendas, conductos de ventilación, ventanas y más.

Protección contra incendios: Su comportamiento térmico la hace un material resistente frente al fuego en caso de incendio. Se utiliza como protección contra el fuego en edificios, ya que conserva sus propiedades mecánicas intactas incluso expuesta a temperaturas superiores a 1000 ºC.

aplicación de uno de los tipos de lana de roca en el techo

Los distintos aislamientos de lana de roca nos acompañan en Cubiertas Diansa, expertos en rehabilitación de fachadas, como un aliado muy fiel y en el que tenemos mucha confianza. Si deseáis ampliar la información o consultarnos cualquier duda no dudes en hacerlo que con gusto te atenderemos.

¡Nos vemos en el próximo artículo del blog de Cubiertas Diansa!

Podéis seguirnos en Redes Sociales (Facebook y Twitter) para no perderos ninguna novedad.