Cubiertas Diansa

By

Crean un hormigón biológico para construir fachadas vivas

Hace poco desde la universidad Politécnica de Cataluña se patentó un hormigón biológico que tiene capacidad para hacer crecer organismos vegetales de forma natural y rápida. Este material se volvió famoso porque presenta varias ventajas que lo hacen demasiado útil con respecto a otros materiales: reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera, mejorar la estética de las ciudades e incrementar la eficiencia térmica de las construcciones.

hormigon biologico

Este tipo de hormigón está pensando para edificios y construcciones que están situadas en climas mediterráneos. Además, su desarrollo ha sido gracias a la combinación de dos componentes bases de cemento: un hormigón carbonatado y un cemento de fosfato de magnesio.

El hormigón carbonatado es un hormigón convencional carbonatado que esta basado en el cemento Portland, que es un cemento con el que se obtiene un material de pH alrededor de 8.

cubiertas diansa hormigón

El cemento de fosfato de magnesio es un cemento fabricado con fosfato de magnesio, en ingles se denomina Magnesium-Phosphate Cement, que se ha usado anteriormente como conglomerante hidráulico para la reparación, por su facilidad y rápida forma de fraguar, y como biocemento en los campos de medicina y odontología, así que, según los expertos, no supone un impacto medioambiental adicional.

¿Qué se necesita para la creación del hormigón biológico?

En primer lugar, el pH que comentamos anteriormente en este artículo. También se han modificado la porosidad y la rugosidad superficial, quedando un hormigón multicapa formado por una primera capa de impermeabilización que protege frente a la estructura del paso del agua, la segunda capa biológica acumula el agua para permitir la colonización de las distintas especias vegetales y, por ultimo, una capa de revestimiento discontinua, que capta el agua de lluvia y evita su pérdida.

 cubiertas diansa hormigon biologico

Las ventajas de este nuevo hormigón biológico son múltiples:

  • Ayuda a combatir y reducir el CO2 de la atmósfera y capta la radiación solar, regulando la conductividad térmica en el interior de los edificios.
  •  Ofrece un nuevo concepto de jardín vertical en el que se pueden hacer patrones con diferentes especies de distintos colores. Las variaciones de colores se apreciaran en las distintas épocas del año.

 

Comparte en las redes sociales
  • Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *