Cubiertas Diansa

By

Diferencias entre un aislamiento interno o externo.

¡Muy buenas a todos!. Hoy vamos a ver las diferencias, ventajas y desventajas de tener un aislamiento externo o interno en nuestros hogares.

Tener una vivienda bien aislada influye muchísimo en las horas de sueño, de trabajo y de descanso en el hogar, contar con una buena protección en muros, ventanas y en la fachada permitirá tener un ambiente interior saludable y protegido. Ademas gran parte de laaislamiento energía que consumimos en nuestra vivienda (hasta un 50%) la  perdemos a través de los muros, los techos y las ventanas.

La clave para solucionar esto esta en el  aislamiento, y más concretamente en la fachada y cubiertas  de la vivienda. Se trata de los elementos que van a estar más en contacto con el exterior, por lo que es la parte de la vivienda por donde se pierde más energía y, por tanto, por donde derrochamos más.

Formas de aislar nuestro hogar.

Desde el exterior encontramos tres elementos fundamentales de una vivienda que no podemos obviar en términos de aislamiento: la fachada, la cubierta y las ventanas. ¿Por que forrar la zona exterior de nuestra casa es lo mas efectivo?.

  1. – El aislamiento es completo, no deja ningún elemento estructural fuera del recubrimiento y por tanto expuesto a las temperaturas de fuera, por lo que aísla a la vivienda al 100%.
  2. – No requiere modificaciones en el interior de la vivienda con lo que  no perderemos espacio útil, ni sufriremos las molestias de unas obras dentro de casa, puesto todo el trabajo se realiza en el exterior. Ademas la mayoría de los ayuntamientos cuentan con facilidades en sus ordenanzas para facilitar este tipo de intervenciones.aislamiento

Sin embargo, no todo son ventajas y podemos encontrarnos con múltiples inconvenientes como pueden ser:

  • – Las dificultades técnicas que imposibiliten este tipo de construcciones o reformas.
  • – Impedimentos por parte de los vecinos o el ayuntamiento, en el caso de comunidades de vecinos puede ser bien porque suponga una modificación estética de la fachada, bien por las molestias que acarrea una obra o bien por falta de recursos económicos, y en el caso del ayuntamiento por la burocracia al conseguir los permisos de obra que muchas veces supone invadir parte del espacio publico de la calle para acometer la intervención.

Y como  no siempre es posible aislar desde el exterior una vivienda tenemos otra alternativa, el aislamiento interior:

  1. – Trasdosado interior. Con este tipo de aislamiento perderemos algo de aislamientoespacio en la vivienda, pero solucionaremos el problema. Consiste en colocar paneles de aislamiento rígidos en los muros que tienen contacto con el exterior. .
  2. – Inyección en cámara.  Este método consiste en rellenar la cámara existente en el interior de los muros exteriores (en el caso de que exista esta espacio que no siempre es así) con algún tipo de material aislante.

En este caso también hay que tener en cuenta los inconvenientes como son la perdía de espacio útil de la vivienda que suele ser de entre 4 y 10 centímetros y las molestias que supone una obra en el interior de la casa. Ademas hay que tener cuidado con los puentes térmicos que provocan condenación por la diferencia de temperatura entre los elementos aislados y no aislados y la consecuente aparición de humedad y moho.

 

Comparte en las redes sociales
  • Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *