Cubiertas Diansa

By

Anclajes de construcción: tipos y ventajas

Uno de los principales problemas de la ingeniería civil tiene que ver con la estabilidad de las construcciones. Es aquí donde entran en juego los anclajes como una herramienta que garantiza la sujeción entre el suelo y la estructura que deben soportar.

Los anclajes de construcción se han convertido en un medio esencial, considerando que no todos los suelos son ideales. Muchas veces están sometidos a condiciones que comprometen su estabilidad, por lo que sin ellos sería imposible levantar una estructura de forma segura.

Su uso es especialmente efectivo en cimentaciones profundas, sobre todo aquellas que superan los 30 metros, ofreciendo soporte y sujeción

Tipos de anclajes

 

  • Temporales

Estos se emplean, por ejemplo, para sostener un muro pantalla, una vez que han terminado los trabajos. Al finalizar, el anclaje queda fuera de servicio, pero esto carece de importancia porque ya ha cumplido su función, a pesar de que la corrosión perjudique las paredes metálicas a mediano plazo.

chapa colaborante

  • Permanentes

Su función es permitir la sujeción de un muro de forma definitiva. Su uso se ve especialmente en los muros de contención en las carreteras. En este caso los anclajes son barras de acero a las que les debe hacer un tratamiento anticorrosivo a fin de prevenir su deterioro.

 

  • Químicos

Este tipo de anclajes consiste en la sujeción de una barra corrugada o varilla roscada a rocas u hormigones fisurados. El material se inyecta en la perforación, provocando una reacción química. Se puede hacer en muros de ladrillo, en vez de realizarlo de manera mecánica por enclavamiento o fricción.

anclajes de construcción

Ventajas de los anclajes en la construcción

  • Disminución de los costes de excavación, tiempo y materiales

Un muro que se sostiene gracias a una hilera de anclajes permite una clava menos que el que trabaja como autoportante. Se economizan metros de excavación, puesto que la clava mínima, con dos o más hileras de anclajes, se ubica entre 1,5 y 2 metros.

  • Adelgazamiento del espesor y armado del muro

Un buen anclaje hace variar la distribución de esfuerzos en un muro, que pasa a trabajar como una viga continua y no a modo de ménsula. Al disminuir los esfuerzos, es posible adelgazar el espesor.

  • Mayor seguridad

En las edificaciones contiguas, el sistema de anclajes permite eliminar los movimientos que habitualmente se presentan en los muros de contención.

  • Limpieza y velocidad en la ejecución

La excavación queda totalmente limpia; mientras que en terrenos blandos se garantiza un mayor rendimiento y menos jornadas de trabajo.

Desde Cubiertas Diansa trabajamos con el mejor material de calidad para que nuestras obras finalizadas tengan la mejor sujeción y acabado, en todas nuestras obras industriales donde el resultado ha sido espectacular. 

Comparte en las redes sociales
  • Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *